ANODIZADO

El proceso de anodizado consiste en aplicar sobre el aluminio una película de óxido de gran dureza, que sella herméticamente el material y, por tanto, lo protege de la corrosión. El perfil adquiere un aspecto “metalizado” y puede elegirse entre una gama de anodizados en tonos plata y dorado.

Existe una variedad inmensa de colores donde elegir, tanto entre los colores estándar como en los de la carta RAL. Además disponemos de acabados brillo o mate, textura dos, de imitación madera y metálicos. Todos estos tratamientos se realizan bajo un riguroso control de respeto por el medio ambiente. Las pinturas utilizadas son sin plomo.